Saltar al contenido

Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones

El Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, es un tributo de naturaleza directa y subjetiva, que grava los incrementos patrimoniales obtenidos a titulo lucrativo por personas físicas. Se encuentra regulado por la Ley 29/1987, de 18 de diciembre, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, y por el Real Decreto 1629/1991, de 8 de noviembre por el que se aprueba el reglamento del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

El objetivo de este impuesto es gravar los incrementos de patrimonio que se producen, normalmente, como consecuencia de herencias y donaciones, así como los seguros de vida en los que el contratante sea persona distinta del beneficiario. Es un impuesto incompatible con el impuesto sobre la renta de las personas físicas por lo que la renta gravada por el impuesto de sucesiones no se someterá al I.R.P.F..

Se grava lo adquirido por cada sujeto pasivo, tomando como base, en el caso de herencias, el patrimonio neto del causante, es decir sus bienes menos las cargas deudas y gastos.

Sus características principales son las siguientes:

  • Tiene un marcado carácter personal y subjetivo ya que tiene en cuenta las circunstancias personales del sujeto pasivo. Así, favorece las transmisiones hereditarias entre familiares, otorgando importantes reducciones cuanto más cercano sea el parentesco o reducciones en función de la minusvalía del adquirente.
  • Favorece la transmisión de determinados bienes como la vivienda habitual, empresas individuales, participaciones en entidades o bienes integrantes del patrimonio histórico.
  • Es un impuesto progresivo, ya que además de tener una escala de gravamen progresiva, posee un coeficiente multiplicador en función del parentesco y del patrimonio preexistente del sujeto pasivo.

Tienen obligación de declarar el impuesto aquellas personas físicas que adquieran bienes y derechos por:

  1. Herencia, legado o cualquier otro título sucesorio (ej. apartación o pacto de mejora)
  2. Donación o cualquier otro negocio gratuito
  3. Seguros sobre la vida cuando el contratante sea persona distinta del beneficiario.

Si usted se encuentra en el supuesto a) o c) del apartado anterior, dispone de seis meses desde que se produce el fallecimiento (en el caso de apartación desde la realización de la escritura pública).

Si usted se encuentra en el supuesto b), dispone de treinta días hábiles, a contar desde el siguiente a aquel en que se cause el acto o contrato.

La oficina competente vendrá determinada en función de la operación de la que se trate. Así, pueden darse los siguientes supuestos:

  1. Si adquiere bienes y derechos por causa de muerte la oficina será la correspondiente al territorio donde el causante (fallecido/apartante/mejorante) tuviera su residencia habitual.
  2. Si adquiere bienes y derechos por donación o cualquier otro negocio gratuito se distinguirá según se trate de:
    • Bienes inmuebles: la oficina será la correspondiente al territorio donde se encuentre el bien
    • Otros bienes: la oficina será la correspondiente al territorio donde el te adquirí del bien tenga su residencia habitual.

 

Puede consultar las delegaciones de la Agencia Tributaria de Galicia, las oficinas liquidadoras y las oficinas de distrito hipotecario, sus direcciones y teléfonos así como los ayuntamientos que corresponden a cada una de ellas. En la oficina que le corresponda puede plantear las dudas que tenga a la hora de cubrir su declaración.

 

También puede presentar las autoliquidaciones del impuesto telemáticamente a través de la oficina virtual tributaria si dispone de certificado de la fábrica nacional de moneda y timbre:

  • Para sucesiones, a través del programa ALIS (Ayuda a la liquidación del impuesto de sucesiones), que está su disposición en la oficina virtual tributaria,
  • Para donaciones, a través de la propia oficina virtual.

 

En ambos casos los documentos que salen de la aplicación y de la oficina virtual, sustituyen a los modelos 650 y 651 respectivamente.

 

En el caso de presentación telemática del impuesto debe presentarse la documentación anteriormente subrayada, acompañada de copia del ejemplar para el interesado del modelo 650 o 651, en el plazo de 15 días siguientes al pago y presentación de las autoliquidaciones.

 

Son válidos igualmente los certificados expedidos por las autoridades certificadoras admitidas por la Agencia Tributaria de Galicia

En las delegaciones de la Agencia Tributaria de Galicia, en las oficinas liquidadoras y en las oficinas de distrito hipotecario que deberá presentar la siguiente documentación:

  1. Si se trata de adquisiciones por causa de muerte:
    1. Fotocopias de los D.N.I. de todos los interesados.
    2. Certificaciones de defunción del causante.
    3. Certificación del registro general de actos de última voluntad (información en el Ministerio de Justicia, trámites y gestiones personales).
    4. Copia autorizada del testamento o en su caso de la declaración de herederos. En el caso de no existir testamento se presentará una relación de los presuntos con expresión de su parentesco con el causante.
    5. Un ejemplar de los contratos de seguro concertados por el causante o certificación expedida por la entidad aseguradora en el caso del seguro colectivo, aun cuando hubieran sido objeto, con anterioridad, de liquidación parcial.
    6. Certificación de los saldos de cuentas en entidades financieras y del valor teórico de las participaciones en el capital de entidades jurídicas cuyos títulos no coticen en Bolsa.
    7. Justificación documental de las cargas, gravámenes, deudas y gastos cuya deducción se solicite.
    8. Justificación del título de adquisición por el causante de los bienes inmuebles incluidos en la sucesión y copia del último recibo del Impuesto sobre bienes inmuebles (IBI).
    9. Si sujeto pasivo es declarante del impuesto sobre el patrimonio deberá presentar una copia de la última declaración presentada. Si no es declarante deberá manifestarlo expresamente.
    10. Modelo D650 (que no deberá presentarse si se utiliza el programa de ayuda ALIS. En ese caso deberá aportase el 650 que sale de dicha aplicación).
  2. Si se trata de donaciones
    1. Fotocopias de los D.N.I. de todos los interesados.
    2. Copia del documento que contenga la donación.
    3. Justificación documental de las cargas, gravámenes y deudas cuya deducción se solicite.
    4. Escrito en el que se contenga los datos identificativos de transmitente y adquirente, un domicilio a efectos de notificaciones y una relación detallada de los bienes y derechos donados con expresión del valor real que se le atribuye a cada uno, así como las cargas y deudas cuya deducción se solicite. También deberán solicitarse aquellas reducciones cuya eficacia dependa de un comportamiento ulterior del sujeto pasivo (Ej. Reducción por donación de empresas individuales o participaciones en entidades)
    5. Si sujeto pasivo es declarante del impuesto sobre el patrimonio deberá presentar una copia de la última declaración presentada. Si no es declarante deberá manifestarlo expresamente.

El impuesto de sucesiones y donaciones ofrece dos posibilidades para su liquidación:

  1. El contribuyente presenta los documentos enumerados en el punto anterior en la oficina gestora; esta aplica las normas de liquidación y le comunica posteriormente el resultado de la misma, indicándole la cantidad que debe ingresar y el plazo, en el supuesto de que la misma sea positiva.
  2. El contribuyente presenta los documentos enumerados en el punto anterior en la oficina gestora y además realiza él mismo la autoliquidación en el modelo correspondiente (modelo 650 para sucesiones y 651 para donaciones. Los modelos se adquieren en las delegaciones de la Agencia Tributaria de Galicia, en las oficinas liquidadoras y en las oficinas de distrito hipotecario. Por lo tanto, si resulta cantidad a ingresar deberá hacerse efectiva en el momento de la presentación de la autoliquidación.


Las instrucciones para realizar la autoliquidación se acompañan a los modelos 650 y 651.

 

NOTA IMPORTANTE: En la Comunidad Autónoma de Galicia, para hechos imponibles realizados desde el 20/11/2005 el régimen de autoliquidación del imposto es obligatorio. Para su presentación en la modalidad de sucesiones existe un programa de ayuda (ALIS) que está a su disposición en la oficina virtual tributaria en la sección de este impuesto. Si utiliza este programa, deberá presentar el documento 650 que se obtiene en dicha aplicación y los documentos enumerados en el punto anterior.

Para poder efectuar la presentación telemática deberá acceder a la oficina virtual tributaria que se encuentra en la portada de nuestra página web y disponer del certificado de usuario expedido por la FNMT-RCM o por otras autoridades certificadoras admitidas por la Consellería de Economía y Hacienda. (1)

 

Las especialidades de esta forma de presentación son las siguientes:

 

Para que se tenga por realizada la presentación telemática de estos impuestos es necesario que previamente se realice el pago de la cantidad resultante de la autoliquidación. En caso contrario se tendrá por no realizada la presentación.

 

  1. El pago de las autoliquidaciones para presentar de forma telemática podrá efectuarse de las siguientes formas:
    1. Mediante ingreso presencial de la cantidad resultante de la autoliquidación en cualquiera de las entidades colaboradoras autorizadas por esta consejería para el cobro de autoliquidaciones presentadas telemáticamente. El ingreso se realizará mediante el documento de ingreso que para estos efectos generará la aplicación informática e imprimirá el usuario. Una vez realizado el pago, la entidad colaboradora facilitará un número NRC identificativo del ingreso realizado que será requerido posteriormente por la aplicación informática para completar la presentación.
      En este supuesto, la aplicación informática generará dos copias del documento de ingreso debidamente cubierto. Con dicho documento se acudirá a la entidad colaboradora para la realización del pago, la cual quedará con el ejemplar para la entidad colaboradora y devolverá al contribuyente el ejemplar para el interesado con el sello de la entidad, fecha del ingreso, número e importe, así como con el NRC. Dicho documento servirá de justificante de pago del número de autoliquidación imprimido en este.
    2. Mediante pago telemático. El usuario accederá a las aplicaciones específicas a través de la página web de la Consejería de Economía y Hacienda y efectuará el pago de las correspondientes autoliquidaciones a través de las entidades colaboradoras autorizadas por esta consejería para el pago telemático. La entidad efectuará las comprobaciones oportunas y aceptará o rechazará el cargo. Caso de que sea aceptado el cargo, efectuará el abono en la correspondiente cuenta restringida de recaudación de tributos y engendrará un NRC por cada autoliquidación.
      En este supuesto, la aplicación informática, una vez realizado el pago, generará el recibo de cargo en cuenta, que el contribuyente deberá imprimir y conservar y en el que se identificará el número de la cuenta que realiza el pago, fecha del ingreso, importe, NIF y nombre del contribuyente, así como el NRC. Dicho documento servirá de justificante de pago del número de autoliquidación imprimido en este.
  2. La presentación de la autoliquidación del impuesto y su fecha se acreditará mediante la impresión del documento (modelo 650 o 651) generado por la aplicación informática, en el que constarán los datos identificativos del sujeto pasivo, transmitente, presentador, datos de los bienes y liquidación. Además se generará un código interno que permitirá asociar de forma inequívoca la autoliquidación presentada telemáticamente con la impresa por el contribuyente.
  3. Los contribuyentes deberán conservar los justificantes de pago y presentación, en el caso de que la autoliquidación presentada no dé lugar a ingreso bastará la justificación de la presentación mediante la impresión del documento (modelo 650 al 651) generado por la aplicación informática tal y como se dispone en el punto 2.

 

Aquellas personas que no deseen realizar la presentación telemática de este impuesto o bien que no dispongan del certificado de usuario expedido por la FNMT-RCM o por otras autoridades certificadoras admitidas por la Consellería de Economía y Hacienda, podrán cubrir su autoliquidación utilizando el programa de ayuda existente en la página web de esta consejería. Para estos efectos y una vez introducidos los datos correspondientes, el sistema imprimirá cuatro ejemplares del modelo 650 y 651 (ejemplar para el interesado, ejemplar para la Administración, talón de cargo y carta de pago) que serán válidos para la presentación del impuesto de forma presencial en las oficinas gestoras de esta consejería.

Aparte de las posibles consecuencias derivadas de la falta de presentación e ingreso, comunes a todos los impuestos, el impuesto sobre sucesiones y donaciones posee ciertas garantías para su presentación que conviene tener en cuenta. Así, su no presentación o pago puede implicar que:

  • Los intermediarios financieros no autoricen la retirada de fondos a los herederos, la venda de valores etc.
  • Las compañías de seguros no entreguen la cantidad contratada hasta que se justifique el pago del impuesto
  • Los registros de la propiedad no autoricen el cambio de titular de los bienes
  • Los documentos en los que conste el hecho imponible no se admitirán ni tendrán efecto en oficinas o registros públicos

NOTA: Esta información tiene carácter divulgativo y no recoge el contenido íntegro de la Ley 29/1987, de 18 de diciembre, del ISD (B.O.E. 19.12.87) ni de su Reglamento, aprobado por Real decreto 1629/1991, de 8 de noviembre (B.O.E. 16.11.91). A estos efectos se acompaña el texto íntegro de las normas antes citadas para su consulta.

 

Nota 1: Las referencias que este texto hace a la Consellería de Economía y Hacienda han de entenderse hechas a la Agencia Tributaria de Galicia.